Derechos y Responsabilidades del Paciente

  • Tienes el derecho a exigir que se te mantenga informado y recibir información sobre:
    • Tu plan de salud.
    • Facilidades de salud.
    • Profesionales de la salud.
    • Servicios de salud cubiertos.
    • Acceso a los servicios.
  • A ser tratado con respeto y con la debida consideración a tu dignidad y privacidad.
  • Seleccionar libremente tu Grupo Médico Primario, tu Médico Primario, laboratorio, Rayos-X, Farmacia, Especialistas y Sub-especialistas dentro de la Red Preferida.
  • Comunicarte con tu Médico Primario, Especialista o Sub-especialista libremente y en estricta confidencialidad.
  • Recibir servicios de emergencias libremente las veinticuatro (24) horas del día, los siete (7) días de la semana.
  • Recibir información sobre alternativas y opciones de tratamiento disponibles y que te sean presentadas de manera apropiada a tu condición y capacidad para entender.
  • Participar en decisiones relacionadas con tu cuidado de la salud, incluyendo el derecho a rehusarte a recibir tratamiento.
  • Manifestar con directrices anticipadas ya sea verbalmente o por escrito tu deseo en cuanto a los servicios y tratamiento que quieras te provean o no te provean en caso de quedar incapacitado para poder tomar dichas decisiones.
  • Estar libre de cualquier forma de restricción o reclusión utilizada como medio de limitación, disciplina, conveniencia o represalia.
  • Recibir copias de tus expedientes médicos a bajo costo.
  • Recibir servicios de la más alta calidad.
  • A la continuidad de servicios de salud.
  • Al acceso adecuado a los servicios de salud.
  • Radicar querellas y apelaciones, cuando entiendas que se han violado tus derechos por negación, limitación o cobro indebido de servicios.
  • No permitir ser discriminado por ninguna razón.

Estas son tus responsabilidades:

  • Informarte sobre la Cubierta de MI Salud, sus límites y exclusiones.
  • Ofrecer a tu médico toda información relacionada con tu salud.
  • Informar a tu médico cualquier cambio en tu salud.
  • Seguir el tratamiento médico según recomendado por tu Médico Primario, Especialista o Sub-especialista.
  • Informarle a tu médico cuando no entiendas alguna instrucción o no comprendas claramente lo que te están informando.
  • Informarle a tu médico cuando exista alguna razón por la cual no puedas cumplir con el tratamiento recomendado.
  • Reconocer cuando tengas que realizar cambios en tu estilo de vida en beneficio de tu salud.
  • Participar de toda decisión relacionada con el cuidado de tu salud.